¿DE VERDAD PARIR TIENE QUE DOLER?

En occidente, una idea preconcebida que mucha gente tiene sobre el parto es que, aunque sea un hecho fundamental y feliz para muchas mujeres, también es una fuente de preocupación y no sólo porque algo pueda ir mal, sino porque produce dolor y mucho. No olvidemos “el parirás con dolor”, las innumerables imágenes negativas de películas, libros o series o las historias tremebundas de familiares o conocidas.

No obstante, como toda idea preconcebida, no es del todo real. El parto duele porque las circunstancias que lo rodean (postura, poca tranquilidad, luces fuertes, ruidos, intervenciones molestas) impiden a la mujer se concentre y se relaje para dar a luz en las condiciones óptimas. Además, este dolor aumenta por la carga psicológica que se puede arrastrar (presión familiar, hormonas, miedos, etc.) y la creencia de que va a doler y se va a sufrir. Si piensas que algo va a ser doloroso, será doloroso.

Pues bien, y aunque lo que te voy a decir vaya en contra de las creencias de muchas personas, es posible Parir Sin Dolor con la ayuda de la HIPNOSIS.

Para más información, pulsa aquí