CONTROL DEL DOLOR

Algunas veces, el tratamiento médico no es suficiente para reducir el grado de dolor que sufren las personas. En estas ocasiones, es necesaria un apoyo psicológico para ayudar a la persona a convivir con su problema.

¿Cómo este apoyo puede ayudar a la persona que acude a terapia?

1) Reduciendo el dolor o incluso, a veces, eliminándolo.

2) Reforzando el funcionamiento de otros tratamientos que la persona reciba.

3) Buscando con la ayuda de las regresiones hipnóticas, el origen emocional de la enfermedad del paciente para trabajarlo y superarlo.

4) Enseñando al paciente técnicas de autohipnosis, relajación y respiración para que él mismo pueda contrarrestar y controlar el dolor en cualquier momento.

¿En qué caso está indicada?

-Dolores crónicos
-Migrañas
-Dolor de espalda
-Cáncer
-Fibromialgia
-Fatiga Crónica
-etc.

Para más información, pulsa aquí