PARTO SIN DOLOR

Mediante la hipnosis, es posible sentir todo el proceso del parto, pero sin el componente del dolor. La mujer, puede controlar las señales de dolor y gracias a esto, dejarse llevar por su cuerpo y su instinto para disfrutar de la llegada al mundo de su bebé.

El beneficio no será sólo para la madre, sino también para el hijo, pues sin el uso de anestesias artificiales, el bebé podrá vivir un proceso de parto natural con las innumerables consecuencias positivas que esto le aportará (respiración, proceso natural de apego, lactancia más sencilla, evitar futuros traumas, etc.).

Otras consecuencias positivas:
*Control de emociones negativas como miedo, ansiedad, tensión.
*Vivir el embarazo y el parto con naturalidad, sin tensión, de forma abierta y relajada.
*Menos complicaciones e intervenciones.
*Partos más sencillos y rápidos.
*Recuperación física más rápida tras el parto.
Para más información, pulsa aquí